miércoles, 25 de diciembre de 2013

Navidad: Pensamientos y reflexiones

Navidad. Palabra que nos invita a la paz, armonía, familia, regalos, consumo, etc etc etc. En definitiva Navidad es sinónimo de bondad y un largo sinónimos de cosas buenas y positivas.

Navidad. Fiesta familiar. Navidad. Reuniones de amig@s. Navidad. Regalos y consumo. Navidad. Fiesta y alegría. 



Digamos que lo anteriormente expuesto sería la Navidad que socialmente nos imponen, o lo que socialmente está bien visto.

Y me planteo en éstas fechas, la gente que se siente más sola que nunca, bien porque no tenga familia por x situaciones, gente que ha perdido a su gente, personas que no están en su ciudad, personas que están saliendo de una depresión o están inmersos en ella, personas que les han desahuciado, personas que están viviendo una situación injusta, gente que se siente incomprendida, gente que se siente marginada, gente que no encuentra su sitio ni su lugar. Pongo ésto solamente, para hacernos ligeramente una idea, porque la lista podría ser tan larga como interminable. Toda ésta gente se siente más triste y sola que nunca.


Cuando salimos a la calle en éstas fechas es sentir que tienes que sonreir sin ganas, tener que reír por imposición, tener que callar las penas, en definitiva, éstas fiestas son para las personas que están tristes, solas y/o deprimidas como un jarro de agua fría en todo el centro de su corazón.

Feliz Navidad Feliz Navidad Feliz Navidad. Son fiestas bonitas, no lo vamos a negar, pero ya que el post trata sobre reflexiones, decido hablar de las personas que no prestamos atención en éstas fechas, en la manipulación comercial que hay detrás de éstas fechas. De la gran hipocresía, mejor dicho LA GRAN HIPOCRESÍA que hay en éstas fechas.  ¿Cuántas y cuántas familias se reúnen en éstas fechas y, por dentro se odian a muerte y, durante el año no se acuerdan para nada?, ¿Cuántos amigos se llaman y se dan deseos de mutuo afecto y durante el año no se toman ni un triste café?, A todo ésto y mucho más se llama HIPOCRESÍA. 

Son fiestas de polos opuestos. De alegria o tristeza. De bonda y de maldad. Tanto una cosa como otra se vive con más intensidad en éstas fechas. 

No me gusta las personas que fingen estar bien en Navidad, y luego siempre se están quejando.

No me gustan las personas que fingen tener muchas personas en su entorno y, durante el resto del año están marginadas y mendigando amor.

No me gustan las personas que a diestro y siniestro están diciendo Feliz Navidad y no son felices ni desean felicidad.

Me fio más de las personas que durante todo el año demuestran un saber estar y una humanidad envidiables y en Navidad no me regalan los oídos con dulces y mazapán.


Pero no olvidemos, que también hay gente que es feliz y en Navidad lo es mucho más. También debemos respetar que hay gente que vive y siente éstas fechas al máximo.

Pero lo más importante, si tú no sientes éstas fechas como yo, si no te ponen alegre y, no quieres fingir algo que no sientes, si no quieres desgastar tu energía con personas que no te convienen, al igual que demostrar alegría por imposición social, NO LO HAGAS. SÉ TU MISMO. Responde con amabilidad, desea feliz Navidad si te la desean, pero no lo hagas si no te sale desde el fondo de tú corazón.

No te digas a ti mismo: Ten una feliz Navidad,
Di: Ten lo mejor que hay de ti ahora mismo e intenta disfrutar éste momento.

Y con ésta última frase, haz tu propio lema los 365 días del año.

¿Y TÚ VIVES LA NAVIDAD POR IMPOSICIÓN O POR DEVOCIÓN?
¿TE PONE TRISTE O ALEGRE LA NAVIDAD?